Presión arterial. El asesino silencioso

Sin saberlo su presión arterial puede estar alta, muchos no la controlan regularmente y consideran que no es un problema importante. Pués sí lo es.

En la práctica muchas personas pueden estar años sin saber que la padecen y obviamente no hacen nada por controlarla, en algunos casos ésto es debido a que generalmente no produce síntomas hasta que ha progresado hasta una etapa avanzada.
Alta presión sin control puede ser causa de accidente cerebro vascular (ACV), insuficiencia cardíaca, insuficiencia renal y es una de las principales causas de incapacidad y muerte súbita.

La única manera de saber que sucede con nuestra presión arterial es controlarla frecuentemente.

Pero hay buenas noticias. La presión alta no tiene que ser mortal o incapacitante, es facil de detectar y una vez que Ud. sabe que la tiene, se pueden tomar las medidas para necesarias para llevarla a unnivel seguro.

¿Estoy en riesgo?

Si es un adulto y su presión es de 140/90 mm Hg o superior podemos decir que Ud. padece de hipertensión y está en riesgo de padecer enfermedad cardíaca, ACV y otros problemas asociados.
Factores de riesgo



Existen varios factores que pueden contribuir a elevar su presión arterial incrementando los riesgos asociados. Existen factores que podemos controlar y otros que no está en nuestras manos poder controlarlos.

Los factores controlables son:
- Obesidad. Las personas con Indice de Masa Corporal (IMC) de 30 o superior están más predispuestas a generar alta presión.
- Consumo de sal. La ingesta excesiva de sal (sodio) incrementa la presión arterial.
- Bebidas alcohólicas. Su consumo regular y excesivo incrementan de manera sustancial la presión.
- Sedentarismo. Un estilo d vida sedentario lleva a un incremento del peso corporal y la acumulación de grasas generando alta presión.
- Stress. Es frecuentemente mencionado como un factor de riesgo. Los niveles de stress son difíciles de medir y la respuesta al stress varía de una persona a otra.

Factores no controlables:
- Raza. Los afro americanos tienen mayor riesgo que los blancos y la aparición tiende a ocurrir a edad más temprana.
- Herencia. Si sus padres u otros familiares con lazos de sangre cercanos han padecido o padecen de alta presión, es posible que Ud. la padezca.
- Edad. En general a mayor edad mayor es el riesgo. En los hombres de entre 35 y 55 años es más frecuente y en las mujeres post menopaúsicas.

¿Qué podemos hacer?
Lo más importante es aceptar que la hipertensón es una enfermedad crónica y que usualmente es posible controlarla pero no curarla.
Ahora sí podemos llevar a cabo un programa de controlar y bajar la presión arterial.
Consulte con su médico de confianza y acuerde con él las pautas a seguir. El podrá determinar el mejor tratamiento para Ud.
Seguramente incluirá un cambio en su estilo de o incrementar los hábitos saludables que Ud. ya practicaba.
Un dieta baja en grasas saturadas, actividad física frecuente (de ser posible diariamente) y reducción del peso corporal, ayudará.
Es sumamente aconsejable reducir el consumo de bebidas alcohólicas y suprimir el tabaco.
Considere que su médico evaluará el grado de hipertensión que Ud. padece y en virtud de ésto podrá indicarle, además, el uso de medicamentos que pueden reducir y controlar la hipetensión. Tenga en cuenta que el uso de medicinas no lo libera que seguir al pié de la letra las pautas alimenticias y de actividad física. Recuerde que los riesgos que corre.

Fuente: Latín Salud. com

Comentarios