Lanzan en el país método anticonceptivo de colocación vaginal

El Nuvaring se coloca como un tampón

 Hoy las mujeres se pueden olvidar de “olvidarse de tomar la pastilla”, ya que se lanzó en el país un nuevo método anticonceptivo que se coloca de la misma forma que un tampón. El anillo Nuvaring, que se asemeja a una pequeña bandita elástica flexible, libera las mismas hormonas que las píldoras a muy bajas dosis que se absorben por las paredes de la vagina. Posee un 99,7% de efectividad, valor similar al de los comprimidos orales.

El producto, que mide cinco centímetros de diámetro y está hecho de vinilo, puede “permanecer en el tubo vaginal durante tres semanas”, explicó David Fusaro, director del Instituto Ginecológico de Buenos Aires.

Luego de ese lapso, "la misma mujer se lo quita, lo descarta y debe esperar una semana, para colocarse otro anillo, teniendo un alto porcentaje de seguridad y efectividad", agregó el especialista.

Después aclaró que si bien puede ser reemplazado por otra unidad de manera inmediata, “no es lo más recomendable”.



Además de la comodidad y la eficiencia, entre las ventajas del método se encuentra que, al no ser un método de administración oral “se evitan alteraciones gástricas y de coagulación que suelen ocasionar las pastillas en algunas mujeres”, explicó el experto. En relación al tema, la médica especialista en Endocrinología Ginecológica, Silvina Witis destacó que también se previenen “los efectos colaterales que suelen tener las píldoras en órganos como el hígado".

Otro de los beneficios es su fácil aplicación, apta para que cualquier mujer pueda realizarla, lo que en palabras de Fusaro, representa una gran ventaja frente al diafragma “que requiere de una colocación exacta para garantizar su efectividad” y que además “es sólo una vía de barrera”.

Si bien estas cualidades pueden resultar alentadoras, entre las desventajas del Nuvaring se encuentra el precio. Desde Organon, el laboratorio que fabrica el producto, adelantaron que tendrá un costo que ronda los 120 pesos (casi el doble que las pastillas anticonceptivas promedio). Además, las mujeres argentinas están más acostumbradas a los métodos de control de natalidad más tradicionales, por lo que podría tardar un tiempo en obtener aceptación.


El problema de los olvidos
Los estudios internacionales registran que el 21% de los embarazos no planeados ocurren con mujeres que toman píldoras anticonceptivas y que el 47% de ellas, olvidan la ingesta de una o más pastillas por ciclo.

"Es por eso que se estima que el 80% de las mujeres prefieren contar con un método anticonceptivo mensual que le permita una absorción hormonal en forma directa y que lo haga de una manera prolongada", puntualizó Fusaro.

En igual sentido, destacó que al eliminarse los posibles olvidos “se logra una liberación de hormonas controlada, reduciendo los efectos secundarios de las pastillas”.

Fuente: Doc Salud

Comentarios